Propuesta de pabellón para la lectura, Jardines de María Luisa (Sevilla)

No se trata de una biblioteca sino de un lugar de encuentro entre lectores y oyentes, que recupera el concepto de “libro leído y oído”.

El pabellón se integra con su construcción liviana en el parque urbano, entre su variada vegetación. Su piel translucida de policarbonato pretende hacer difusa la relación entre interior y exterior.

El espacio interior se organiza mediante cinco patios que introducen la vegetación, y paredes aisladas acústicamente que controlan el ruido en las aulas. El resto del espacio está sumergido en las sombras de los árboles, cambiantes según en movimiento de éstos con el viento. La presencia de pequeños canales de agua en el suelo revitaliza y refresca y su suave sonido enriquece la atmósfera.

“A nosotros nos gusta esa claridad tenue, hecha de luz exterior y de apariencia incierta, atrapada en la superficie de las paredes de color crepuscular y que conserva apenas un último resto de vida. Para nosotros, esa claridad sobre una pared, o más bien esa penumbra, vale por todos los adornos del mundo y su visión no nos cansa jamás.

(El elogio de la sombra, Junichiro Tanizaki).

Autores del proyecto:
  • Arquitectos: Aitor Vega Bonilla, Jesús Villalta Alfonsín.
  • Proyecto premiado con un Accésit en el Concurso Ibérico Pladur.