Reciclar un espacio de conectividad en Alcorcón

‘Re-ciclar’ es proponer un nuevo ciclo urbano para el distrito norte de Alcorcón (PGOU-EN-18: “Industrial Cañada de Pozuelo”) que genere un soporte sostenible de entrelazamiento de sistemas productivos, naturales, sociales y constructivos. El hilo conductor de esta regeneración del área será el espacio libre cualificado y productivo entorno a la cañada de Pozuelo.

Se propone consolidar los recursos naturales existentes y generar un nuevo ecosistema productivo autosuficiente: simbiosis entre producción urbana y espacio natural. La naturaleza debe ser soporte de la ciudad: soporte paisajístico y ambiental (jardines, arboledas, bosques),  productivo (huertos, semilleros, invernaderos) y cultural (aulas didácticas, centro interpretación natural de la cañada). La actuación es el ‘vivero’ de las siguientes urbanizaciones del área norte, realizando un PREVERDISSAGE: esto es, la plantación intensiva de toda el área para que, según se vaya ocupando, se proceda a trasplantar.

GESTIÓN: Hay que pensar y consolidad otras formas de GESTIÓN: COM-PENSAMIENTO, participación ciudadana, cooperación, espontaneidad y picaresca legal, afianzando y potenciando las identidades sociales existentes: son gentes que conocen el lugar, su productividad y conectividades y que pueden ayudar a arraigarse a los nuevos pobladores.

MASaVERDE: En los ESPACIOS LIBRES se crean espacios de estancia, de paseo, una red de carriles bici, un transporte público (bus eléctrico o tranvía), acceso de carga y descarga de comercios en la cañada, evitando tránsito pesado en ella, garantizando la accesibilidad a las industrias por circuito perimetral.

La cañada debe ser el espacio público de relación cultural y social. Se complementa la dotación de espacio libre con los ‘bordes equipados’ de las parcelas productivas con centros sociales, centros de ocio, mediateca, fab lab, asociaciones de productores, de vecinos…

URBANSLOWPROCESS: Se programa por fases el paso de cañada rústica a urbana, trabajando también desde la prevención de la huella ecológica que esta actuación conlleva y apostar por su transformación en una red de flujos y movilidades más lógica.

El tejido urbano productivo se centrará en el sector de los recursos naturales (alimentación) y materiales (construcción y mobiliario) a la par que se consolidan los existentes, adaptándolos a su nueva condición urbana como ‘motores’ del reciclaje y reutilización como industrias limpias, con I+D+I, con venta directa y equipamientos.

BORDES EQUIPADOS: Se co-gestionará la delimitación y transferencia de suelos de la industria existente al espacio público, para proceder a la desconstrucción y reciclaje de sus materiales, generar compensaciones y garantizar su explotación tras su reconversión en tejido urbano productivo.

HÁBITAT VIVIENDA: La construcción del hábitat posible en este entorno se centra en poner en práctica nuevos modos habitacionales que coexistan con la producción y el trabajo para disminuir los desplazamientos y consolidar espacio urbano siempre habitado y en uso.

Autores del proyecto:
  • Arquitectos: Marta Pelegrín Rodríguez, Fernando Pérez Blanco, Mario Ortega Gómez, Antonio Alanís Arroyo, Jesús Villalta Alfonsín.
  • Colaboradores: Fabio Orizia Pérez, Aitor Vega Bonilla.